Design a site like this with WordPress.com
Get started

Miss Mundo 1957

Por Julio Rodríguez Matute

LA PRIMERA MISS GHANA.-

                El 6 de marzo de 1957, el territorio británico llamado Costa Dorada  (Gold Coast) logró la independencia del Reino Unido con el nombre de Ghana. Dos días antes, el día 4, fue elegida la primera “Miss Ghana” de la historia, la señorita Monica Amekoafia de 22 años, de la ciudad de Alavanyo. Como premio recibió un viaje de 12 días a la ciudad de Londres, que ella hizo efectivo en el mes de Abril de ese mismo año. La beldad de ébano fue atendida en Londres por la Miss Gran Bretaña 1956, Iris Waller, quien la acompañó a hacer compras y a diversos paseos turísticos. Eric Morley había animado a la reina de belleza africana y la convenció a que regresara a Londres en Octubre para participar en el Miss Mundo, donde sería la primera candidata africana negra en participar en los siete años de historia del certamen. Sin embargo, el destino le tenía deparado algo diferente a la flamante Miss. Se enamoró perdidamente del diplomático ghanés Henry Kofi Marrah y contrajeron nupcias en la capital británica ese mismo año, diciéndole adiós a las pretensiones de Morley.

EL ÚLTIMO AÑO DE GRAN BRETAÑA EN MISS MUNDO.-

                El miércoles 28 de Agosto se celebró el concurso “Miss Gran Bretaña 1957” nuevamente en el estadio de natación de Morecambe, con la participación de 42 concursantes. La ganadora fue Leila Williams, una estudiante de drama de 20 años, de la ciudad de Walsall, quien ganó así el derecho de representar a la Gran Bretaña en el Miss Mundo. En segundo lugar quedó June Dawson y en tercero, la favorita de Morley, Margaret Rowe, quien había sido Miss Inglaterra y semifinalista del Miss Universo en 1955. En este evento participó también la Miss Inglaterra 1957 Sonia Hamilton, quien había ido a Miss Universo, pero acá no obtuvo una destacada figuración. La nueva Miss Gran Bretaña, además de recibir su copa de plata y Mil Libras Esterlinas de premio, ganó también un viaje con todo pago a Helsinki, Finlandia, para asistir a la apertura de la Feria Mundial Británica en el mes de Septiembre.

                Luego del concurso, Eric Morley, quien no estaba satisfecho en la manera en que se estaba realizando este concurso, pues no era televisado y contaba con poco apoyo de la prensa, comenzó a planear desligarse del mismo y crear otro evento que eligiera a su representante local rumbo al Miss Mundo.

                El concurso británico que aún se denominaba “National Bathing Beauty Contest” contaba hasta ese momento con el apoyo y la asociación de Mecca Dancing, el diario Sunday Dispatch, Butlin´s, Morecambe y la Corporación Heysham, sin embargo, después del Miss Mundo, el editor del Sunday Dispatch, Charles Eade, fue promovido a la Junta de Periódicos Asociados y el nuevo editor del Sunday Dispatch decidió no continuar haciendo la selección fotográfica de finalistas rumbo al Miss Gran Bretaña. Tras esto, Butlin´s declinó continuar con el proyecto y Morley, a través de Mecca Dancing, decidió de igual manera que ya no tendrían nada que ver con este evento de belleza. La continuación de esta historia irá en el capítulo dedicado al Miss Mundo 1958.

ELECCIONES LOCALES Y CONCURSOS CANCELADOS.-

                En Ceilán y Honduras no se hizo tampoco ese año concurso local debido a la inestabilidad política y social que vivían esos países en ese tiempo. Tampoco se llevó a cabo el certamen de belleza en Nueva Zelanda y, en Noruega, no tenían fondos económicos para enviar a la ganadora del Miss Noruega a ningún concurso internacional.  Sin embargo, en el mes de Mayo, en Brooklyn, Nueva York, la Asociación de Negocios Escandinava-Americana eligió a la señorita Charlotte Listou de 18 años, como “Miss Noruega” para que los representara en el desfile en conmemoración de la Independencia de ese país. Su elección llegó a oídos de Morley e intentó persuadir a los organizadores para que la enviaran al Miss Mundo. En este caso, si se consiguieron los fondos económicos para enviar a la joven pero ella se negó a participar pues no estaba interesada en el mundo de la belleza. Mientras tanto, en Brasil no se seleccionó a ninguna candidata pues aún no existía interés en este evento de belleza mundial.

                El domingo 9 de Junio fue electa la señorita Muneko Yorifuji de 20 años y 1.65 m de estatura, como la nueva representante japonesa rumbo al Miss Mundo en un evento especialmente creado por segundo año consecutivo para seleccionar a la representante nipona para el concurso mundial.

                Por otro lado, el 28 de Junio se realizó el Miss Venezuela 1957, concurso animado por el muy recordado y tragicamente fallecido presentador de televisión Renny Ottolina, y los organizadores locales decidieron que la reina titular, la caraqueña Consuelo Leticia Nouel Gómez, una estudiante de Derecho de 22 años y 1.65 m de estatura, iría tanto a Miss Universo como a Miss Mundo. Como dato curioso y debido a una fuerte lluvia que cayó sobre Caracas esa noche, la coronación que se llevaría cabo en la piscina del Hotel Tamanaco, como se tenía previsto, no pudo realizarse y tuvo que hacerse en una suite del mencionado hotel.

                En Estados Unidos, la ganadora del concurso Miss USA, elegida el 17 de Julio de 1957, Mary Leona Gage del estado de Maryland, fue descalificada a los dos días de su elección tras descubrirse que había mentido en su edad, tenía 18 años en vez de 21, había estado casada dos veces y tenía dos hijos. La Primera Finalista, Miss Utah, Charlotte Sheffield, fue entonces designada como la nueva Miss USA en su lugar y sería la primera y única Miss USA titular en participar en el concurso de Miss Mundo en la historia.

                En Rimini, Italia, el domingo 8 de Septiembre se realizó un evento especial para elegir a la representante italiana rumbo al Miss Mundo, resultando ganadora la señorita Anna Gorassini de 20 años. En tanto, en Francia, los organizadores locales no hicieron concurso en esta oportunidad, sino que designaron a la señorita Claude Inés Navarro, quien en ese momento era Miss Mediterráneo, como la representante francesa al Miss Mundo. Claude, de padres españoles, había nacido en Maoussa, Argelia y había sido electa “Miss Argelia Francesa” en Orán en 1957 y antes, Miss Salón Naútico de París en 1956.

                En la capital francesa se realizó la elección de Miss Antillas, resultando elegida la señorita Pascaline Herisson de la isla de Guadalupe, pero los organizadores no consiguieron reunir los fondos necesarios para enviarla a Londres. Lo mismo ocurrió con Miss Suiza, Yvonne Bridel y Miss Egipto, Zubaida Tharwat, quienes tampoco lograron viajar al Miss Mundo.

                A pesar de esos retiros, Morley esperaba la participación record de 25 países en la edición de Miss Mundo de 1957, sin embargo, a última hora y a pesar de haber sido esperadas, no llegaron a Londres dos candidatas más: Miss Turquía, Leyla Sayar, de 17 años de Estambul, Miss Cinema Star y Primera Finalista del Miss Turquía 1957, posteriormente convertida en famosa actriz en su país, no viajó a la capital británica por causas desconocidas; lo mismo ocurrió con Miss Polonia, Alicja Bobrowska, de 21 años, de Cracovia, elegida el 18 de Agosto de 1957 en Varsovia y quien posteriormente representaría a su país por primera vez en el Miss Universo de 1958.

LLEGARON Y CAYERON CON GRIPE ASIÁTICA.-

                Esta edición de 1957 siempre será recordada por Eric Morley como una de las más difíciles en la historia del Miss Mundo. Y no lo decía solo por la belleza de las candidatas, sino por la cantidad de problemas que trajo consigo. La llegada de las candidatas a Londres se esperaba para el día domingo 6 de Octubre de ese año y durante 10 días, las representantes de los 25 países confirmados realizarían numerosas visitas turísticas y visitarían importantes personalidades en la orbe inglesa antes de la final, pautada para el lunes 14 de Octubre. Pero la representante de Canadá (Judith Eleanor Welch) de 20 años, quien había sido Miss Toronto 1956, llegó adelantada el día 2 de Octubre al aeropuerto londinense. Otra que se adelantó fue Miss Sudáfrica (Adele June Kruger), quien arribó el día 3 de Octubre a la Estación de tren Victoria de Londres procedente de Dusseldorf, Alemania.

                Ese domingo 6 de Octubre llegaron a la capital británica las representantes de diez países: Miss Italia (Anna Gorassini), Miss Francia (Claude Inés Navarro), Miss Marruecos (Danielle Muller), Miss Holanda (Christina van der Zijp), Miss Suecia (Elenore Ulla Edin), Miss Irlanda (Nessa Welsh), Miss Alemania (Annemarie Karsten), Miss Israel (Sara Elimor), Miss Austria (Lilo Fischer) y Miss Grecia (Naná Gasparatou).

                En la mañana del lunes 7 de Octubre arribaron cinco beldades más: Miss Finlandia (Marita Anneli Lindahl), Miss Dinamarca (Lilian Juul Madsen), Miss Túnez (Jacqueline Tapia-Bayle), Miss Luxemburgo (Josee Jaminet) y Miss Bélgica (Jeanne Chandelle). No pudo llegar ese día Miss Islandia (Runa Brynjolfdóttir) debido a que su vuelo fue cancelado por causa de la neblina.

CANDIDATAS

RETIROS

                Ese mismo día lunes por la tarde se realizó la acostumbrada Presentación a la Prensa en traje de baño con un coctel en el Café de París, cerca de Piccadilly Circus. Asistieron quince de las diecisiete reinas de belleza, pues las representantes de Dinamarca y Bélgica no se presentaron pues cayeron enfermas con una misteriosa gripe mundial, llamada la Gripe Asiática. La representante local, Miss Gran Bretaña (Leila Williams) tampoco se unió al grupo por estar aquejada de la misma enfermedad. Según reportes de prensa, la candidata inglesa cayó en cama el día 2 de Octubre. En traje de baño se presentaron catorce de las Misses, pues Miss Grecia había olvidado el suyo en su país. Miss Luxemburgo tampoco había empacado el suyo pero corrió a comprarse uno apenas llegó a la ciudad. Retrasadas a la presentación para los reporteros gráficos llegaron Miss Japón (Muneko Yorifuji), quien llegó a Londres en horas del mediodía y Miss Estados Unidos (Charlotte Sheffield).

                La beldad norteamericana, quien salió rumbo a Londres en la noche del domingo procedente de Nueva York en un vuelo de la aerolínea TWA, se retrasó en aduanas del aeropuerto londinense. Charlotte Sheffield, de Salt Lake City, apuntó con un arma a un funcionario de aduanas británico y lo asustó sin decir palabra alguna. No era un arma real, pero el agente de aduanas no lo sabía. Al llegar al aeropuerto para representar a los Estados Unidos en el concurso anual Miss Mundo, bajó de su avión con un sombrero vaquero y un vestido escarlata. Veinte minutos después apareció junto a otros pasajeros en la sala de aduanas. Pero ella ya se había cambiado de ropa. Esta vez tenía puestas unas botas vaqueras y un par de pistolas alrededor de la cintura. “¿Es este su equipaje?”, Preguntó el funcionario de aduanas. Sin pestañear, la rubia de Utah de 21 años sacó una de sus armas. Los oficiales de aduanas generalmente están preparados para cualquier cosa, excepto, tal vez, que las chicas bonitas les apunten con armas. El funcionario se tambaleó hacia atrás cuando la señorita Sheffield apuntó a su corazón.”Realmente?”, dijo el hombre de aduanas cuando recuperó el aliento y recuperó la compostura.”¿Realmente qué?”, ​​preguntó la chica estadounidense.”Realmente, es un arma?”, dijo el oficial de rostro severo. “Debo pedirte que la apuntes a otro lado”. Cuando la chica del Oeste Americano comenzaba a volver a poner su pistola en su funda, el agente de aduanas exigió verla. Ella la entregó con una gran sonrisa.”No tenga miedo”, dijo, “no es real”. El funcionario la examinó, se encogió de hombros y la devolvió a la bonita recién llegada. Marcó su equipaje para el despacho de aduana y la despidió.

                Una vez llegó al Café de París, ya concluida la sesión fotográfica en traje de baño, la candidata norteamericana dijo a los reporteros cuando le preguntaron por el tema de la descalificación de la chica que originalmente había sido electa Miss USA que “el jurado debía ser más cuidadoso con respecto a quién eligen”. Al enterarse de que varias compañeras estaban enfermas con gripe, Miss Estados Unidos dijo que estaba cruzando los dedos para que no se contagiara de la Gripe Asiática. “Mis ancestros vienen de aquí” continuó la bella joven, “creo que estoy relacionada de alguna manera con el Duque de Buckingham” agregó, sin saber que ese título no existía. Charlotte se había graduado en Junio de la Universidad de Utah y esperaba hacer una maestría en Educación y Actuación.

                Por primera vez en la historia de la competencia de Miss Mundo, una bella concursante intentó esconder algo de los fotógrafos. “Ya ves”, dijo Miss Austria, Lilo Fischer de 18 años y de cabello castaño rojizo, “soy albañil”. Después de mucha persuasión, tímidamente levantó las manos.

                “Tienen callos”, dijo. “Me refiero a las palmas de mis manos”. Lilo, que era de Gratz, agregó que haría todo lo posible para esconder las palmas de sus manos a los jueces que seleccionarían a la nueva Miss Mundo dentro de una semana.”Solo una hora antes de irme a Londres”, dijo, “terminé de enyesar un techo”. Ella dijo que comenzó su carrera colocando ladrillos hace dos años. “Mis padres decidieron construir su propia casa”, explicó. “Mi padre me enseñó a poner ladrillos. Fue fascinante y lo he mantenido”. Sin embargo, otras recién llegadas no tenían nada que ocultar. Y lo demostraron al ponerse trajes de baño ajustados en una brumosa tarde de Londres.

                La ausencia de histeria y signos externos de envidia marcaron las primeras horas de la estadía de las chicas en Londres. Danielle Muller, una chica marroquí que fuma cigarros, en realidad tuvo palabras de elogio para una competidora, Claude Inés Navarro, Miss Francia. Judy Welch, la rubia de ojos azules que lleva la banda de Miss Canadá, también miró a la sensual chica francesa. “Dios mío”, jadeó, “estoy segura de que se irá con eso”. La señorita Welch, de Toronto, acababa de superar un ataque de gripe pero se veía bien con un vestido verde que cubría su figura de medidas 88-55-88.

                Tras la Presentación a la Prensa, surgieron como favoritas las representantes de Francia, Israel,  Canadá e Italia. Este año estaban debutando en el concurso dos naciones: Canadá y Luxemburgo.

UNA MISS ABSTEMIA QUERÍA RENUNCIAR.-

                El día martes 8 de Octubre, Morley seguía aterrado con los problemas. Además de Miss Bélgica y Miss Dinamarca, Miss Túnez cayó también con la Gripe Asiática; Miss Islandia no había llegado; Miss Turquía y Miss Polonia habían cancelado su participación. Miss Marruecos tenía dolor de garganta; el traje de baño de Miss Luxemburgo no le servía, y Miss Irlanda sentía nostalgia. Ese día se unió al grupo la ya recuperada Miss Gran Bretaña.

                Las jóvenes bellezas, algunas moqueando y otras tosiendo, vinieron a Londres buscando ganar un auto deportivo y un premio en efectivo que va con el título de Miss Mundo de 1957 que se entregaría el lunes siguiente. Pero Nessa Welsh, de 19 años, empleada de una casa de apuestas de Dublín, quien era Miss Irlanda, solo quería irse a casa. “He estado llorando todo el día; Estoy nostálgica, supongo”, dijo. Y ella es una “pionera”, miembro de un grupo de abstinencia total, por lo que no tocará las bebidas que se le presenten. “No me gustan las bebidas alcohólicas”, dijo, “y además he firmado una promesa de no beber”. Durante las 36 horas que había estado en Londres, dijo que había dicho “no” al menos una docena de veces a los camareros y camareras de hoteles, restaurantes y clubes nocturnos que ofrecían bebidas. “Me puse un vestido de cóctel”, dijo, “pero pueden estar seguros de que es lo más parecido a un cóctel”. “Todos parecen pensar que todos los irlandeses beben”, dijo. “Bueno, una gran mayoría de las chicas irlandesas definitivamente no beben”.

                Además, Miss Irlanda – con estadísticas vitales 93-60-93 – es una competidora única. Ella no quería ganar el concurso mundial. “Mi madre quiere que gane”, explicó, “pero mi novio no. De hecho, dijo que no me hablaría si me convertía en Miss Mundo”. La reticente Miss Irlanda declaró que esperaba ser derrotada contundentemente en el certamen, pues la victoria, explicó, le costaría su novio. “No me dijeron hasta que gané el título de Miss Irlanda que tendría que usar traje de baño”, dijo a un periodista. “Si gano el concurso, mi novio nunca volverá a hablarme. No le gustó mi participación en primer lugar. Es un pecado”, me dijo. “A mi sacerdote tampoco le gustó”.

                Morley descubrió poco después la verdadera razón por la que Miss Irlanda quería volverse a casa. Resulta que la Miss no tenía un vestuario apropiado y pensaba que su ropa lucía desgastada en comparación con las otras chicas. Entonces, Morley hizo arreglos para que el diseñador Norman Hartnell le prestara algo de ropa y luego de eso, la candidata irlandesa estaba feliz.

                En horas del mediodía de ese martes viajó desde Maiquetía la Miss Venezuela (Consuelo Leticia Nouel Gómez) junto a un familiar, en un vuelo de Air France que llegaría primero a París y de allí a Londres, a donde arribaría en la mañana del jueves 10 de Octubre, bastante retrasada. La venezolana era la única concursante latinoamericana en el certamen.

UNA MISS DE 32 PRIMAVERAS.-

                El miércoles 9 de Octubre, en horas de la mañana, diecisiete de las candidatas visitaron al Alcalde de Londres Cullum Welch en sus residencias, todas ataviadas con sus trajes típicos, llevando obsequios de sus respectivos países como un acto de fraternidad. Las candidatas de Canadá, Israel y Marruecos superaron un fuerte dolor de garganta y asistieron a la ceremonia. Mientras tanto, en el hotel Howard, permanecieron en cama las agripadas Miss Túnez, Miss Dinamarca y Miss Bélgica.

                Posteriormente, ese mismo día, las candidatas visitaron una fábrica londinense y observaron el cambio de guardia en el Palacio de Buckingham. Por la tarde de ese miércoles llegó al fin Miss Islandia (Runa Brynjolfdóttir).

                Al día siguiente, jueves 10 de Octubre, 16 de las beldades fueron a un almuerzo en el Parlamento británico invitadas por el Capitán C.A.B. Wilcock. Al evento asistieron las representantes de Austria, Italia, Francia, Marruecos, Israel, Irlanda, Holanda, Suecia, Estados Unidos, Finlandia, Dinamarca, Japón, Luxemburgo, Grecia, Sudáfrica y Gran Bretaña.

                Por la tarde, 17 de las concursantes asistieron a las instalaciones de la BBC donde fueron entrevistadas. Al grupo se unió Miss Islandia.

                De la gripe logró recuperarse Miss Dinamarca, pero cayeron en cama Miss Canadá y Miss Alemania junto a dos de las tres chaperonas, ocasionándole mayores dolores de cabeza al atribulado Morley. Para completar, ahora era Miss Holanda la que deseaba regresar a casa. Morley, obstinado de tanto problema, le dijo que tenía permiso para retirarse y volver a Holanda, pero que había una segunda Miss Holanda que estaría encantada de venir a participar. Fue entonces cuando la holandesa dejó el berrinche y decidió quedarse en el concurso.

                Ese día, las últimas dos candidatas se unieron al grupo de participantes, totalizando 23. Llegó Miss Venezuela (Consuelo Leticia Nouel Gómez) y apareció una Miss Australia, (Ronnie Goodlet), una modelo que vivía en Londres para el momento. Morley logró ubicarla y convencerla a que se uniera a su certamen. Ronnie, de la ciudad de Melbourne, había sido Miss Victoria diez años antes, en 1947. En aquel tiempo tenía 22 años, por lo que participó en el Miss Mundo con 32 años!!.

NUEVE MISSES CON GRIPE ASIÁTICA.-

                El viernes 11 de Octubre estaban en cama nueve de las beldades y las cuentas por gastos médicos de Morley crecían a cada minuto. La colección de estornudos y tos de las bellezas internacionales, que se agitaban como una premiada colección de purasangres enfermas en vísperas de una gran carrera, estaban acostadas en sus habitaciones del hotel Howard. Los oficiales del concurso, privados de más de un tercio de sus candidatas, trajeron equipos de médicos para ayudar a poner de nuevo en pie a las bellezas dentro del plazo de 48 horas.

                La Gripe Asiática tumbó con fiebre, escalofríos y laringitis a Miss Irlanda y a Miss Estados Unidos, quienes eran compañeras de cuarto de la ya enferma Miss Canadá; también se enfermaron Miss Sudáfrica y Miss Islandia, y aún no se recuperaban Miss Bélgica, Miss Túnez y Miss Alemania; para rematar, volvió a recaer Miss Dinamarca. En total fueron 12 las jóvenes que tuvieron que ser asistidas por los médicos durante el concurso. El resto de las candidatas asistió ese día a los ensayos en el Lyceum Ballroom y por la noche, a una fastuosa cena invitadas por el Duque y la Duquesa de Bedford.

                El sábado 12, Morley decidió enviar a la Misses sanas al hotel Butlin´s en la ciudad balneario de Margate, ubicado en el sureste de Inglaterra, para que respiraran aire puro y se mantuvieran alejadas de las enfermas. En tanto, Morley suplicaba a los médicos que ayudaran a que las agripadas pudieran recuperarse a tiempo para la final. Afortunadamente, todos los casos parecían leves. Una portavoz oficial del concurso, Rosemary Bunker, dijo a los periodistas que, salvo brotes adicionales, esperaba que las 23 candidatas estuvieran en el escenario para el clímax de la noche final. Asistieron a Margate una docena de bellezas: Las candidatas de Francia, Luxemburgo, Holanda, Suecia, Japón, Gran Bretaña, Austria, Grecia, Marruecos, Israel, Australia y Venezuela. En Londres prefirieron quedarse, además de las nueve Misses enfermas, las representantes de Finlandia e Italia.

                El domingo fue un día de descanso para todas las candidatas y el lunes temprano asistieron a un salón de belleza en Kensington para preparar sus peinados para la gran noche final. La noche anterior, Miss EEUU seguía con fiebre pero estaba preocupada porque se había hecho una permanente y ahora su cabello lucía rizado. Felizmente, todas las concursantes se recuperaron a tiempo para la elección!.

LA FINAL.-

La portada del Program Book de 1957

                La séptima edición de Miss Mundo comenzó a las 7 30 de la noche del lunes 14 de Octubre en el Lyceum Ballroom de Londres, evento como siempre organizado por Mecca Dancing y patrocinado por el diario Sunday Dispatch. El certamen comenzó con la presentación de la banda marcial de la Fuerza Áerea Real Británica, con una obertura especial de una media hora. Enseguida Eric Morley se dirigió a la audiencia para hablar un poco acerca de la edición del certamen. Dijo con respecto a la próxima Miss Mundo, que quien ganase esa noche sería aquella “que tenga gracia, encanto y comportamiento, que sea inteligente y que tenga una forma apropiada de hablar”. Los concursos internacionales de belleza, según el director organizador, “deben ser un factor útil para una mejor comprensión internacional”. Posteriormente, la audiencia se puso de pie para escuchar los acordes del Himno Nacional.

                Tras ello, Morley invitó al escenario a las 23 candidatas, quienes desfilaron en fila india en sus vaporosos trajes de gala para ubicarse luego en las escaleras del escenario. Enseguida, Morley presentó al jurado, que este año aumentó a once miembros y quienes subieron uno a uno al estrado.

Claude Berr

                Fueron ellos: El fotoperiodista Charles Jacobs; el atleta británico George Derek Ibbotson; Lady Jane Vane-Tempest-Stewart – una de las Damas de Honor de la Reina Elizabeth II -; el actor británico Laurence Harvey; la actriz inglesa Margaret Leighton; el todavía Editor del periódico Sunday Dispatch, Charles Eade; el actor inglés Trevor Howard; el corredor de Fórmula Uno británico Stirling Moss; la señora Raine McCorquodale – esposa del Conde de Dartmouth Gerald Legge -; el diseñador británico Norman Hartnell y, como siempre, Claude Berr del Comité de Miss Europa.

                Después de presentado el jurado, Morley dejó a cargo de la animación del espectáculo al Maestro de Ceremonias, Paul Carpenter, quien se encargó de presentar a las 23 bellezas en su desfile individual en traje de gala y en orden alfabético. Miss Canadá fue presentada como “Miss Dominio de Canadá” y desfiló detrás de Miss Dinamarca. Las candidatas luego hicieron el cierre del desfile ubicándose a lo largo de la pasarela. Ante la ausencia de la reina saliente, la alemana Petra Schurmann, Morley invitó a una incipiente actriz que había sido elegida como “Miss Welcome to London”, la señorita June Hyde, quien fue llamada al escenario y se le encargó la labor de coronar a la nueva soberana de la belleza mundial.

                Hubo un intermedio musical por parte de la banda de Oscar Rabin, dirigida por David Ede mientras las aspirantes se cambiaban a sus trajes de baño. Luego, ya listas, desfilaron individualmente las 23 participantes luciendo ante los jueces sus esbeltas figuras en bañadores. Enseguida fueron entrevistadas, una a una, por el Maestro de Ceremonias para finalmente hacer el cierre del desfile sobre el escenario. Durante la entrevista, Miss Israel confesó que lo que más deseaba era unirse a la armada de su país; Miss Islandia dijo que su comida preferida era la carne y su bebida favorita el “whisky”. Miss Estados Unidos dijo que “era muy agradable ser importante, pero también era importante ser  agradable”. Miss Grecia fue sincera y dijo que al terminar su secundaria, había entrado al Politécnico de Atenas, pero que le fue mal en sus estudios y que por esa razón estaba concursando allí en Londres. Por su parte, Miss Japón, que no hablaba inglés, se trabó al decir “Estoy muy feliz…”, “muy feliz…” “Esperen un momento” y sacó un papelito que tenía guardado en su pecho para completar la frase: “Estoy muy feliz de estar aquí”. Las más ovacionadas en la entrevista fueron Miss Grecia, Miss Israel y Miss Japón.

                Eran ya las 9:30 de la noche y a esa hora se unió la transmisión en directo por televisión de la última media hora del concurso, gracias a las cámaras de la BBC y con comentarios de Robin Scott.

                Debido a un empate, se nombraron siete en lugar de las acostumbradas seis finalistas. Las afortunadas fueron: Miss Dinamarca, Miss Finlandia, Miss Francia, Miss Israel, Miss Japón, Miss Sudáfrica y Miss Túnez. Las siete finalistas posaron frente al jurado para que emitieran el veredicto final, usando el sistema de Voto por Mayoría.

                Mientras se tabulaban los votos, se dio comienzo a un nuevo intermedio musical por parte del cantante inglés Dennis Lotis. Tras de esto, el Maestro de Ceremonias llamó entonces al escenario a Eric Morley para anunciar a las ganadoras en orden inverso. El resultado fue el siguiente:

                En el sexto lugar, la gran favorita de muchos, Miss Francia, Claude Inés Navarro de 19 años, una argelina residenciada en ese entonces en París, quien se llevó a casa £25. Miss Japón, Muneko Yorifuji de 21 años recién cumplidos, de la ciudad de Nishinomomiya, obtuvo la quinta posición con £50 de premio. La cuarta posición correspondió a Miss Túnez, Jacqueline Tapia-Bayle, con 17 años, de la capital tunecina, con un premio de £60. El tercer lugar fue para otra de las grandes favoritas, Miss Sudáfrica, Adele June Kruger de 19 años, de Sasolburgo, quien obtuvo £75 de premio. En segundo lugar clasificó Miss Dinamarca, Lilian Juul Madsen de 19 años, de Odense, ganando un premio de 100 libras esterlinas. Todas las finalistas recibieron un trofeo de plata y un ramo de flores.

                Finalmente, quedaban dos chicas detrás de bambalinas esperando el resultado final. Fue entonces cuando anunciaron que la ganadora era Miss Finlandia, Marita Anneli Lindahl de 18 años, de la capital, Helsinki. Marita, una hermosa rubia de 1.72 m de estatura, 62 kilos de peso (era la concursante más alta y también la más “pesada” del certamen) y medidas 93-57-93, recibió capa, cetro y corona de parte de la “Miss Welcome to London”, June Hyde y recibió la copa de plata de manos de Charles Eade del diario Sunday Dispatch. Obtuvo además un cheque por 500 libras esterlinas (unos 1400 dólares americanos de la época), un enorme ramo de flores y un auto deportivo valorado en Mil libras más, cortesía de Lex Garages, que, para convencer a cualquier incrédulo, estuvo permanentemente estacionado en el escenario. Aparte de estos premios, los organizadores garantizaban que durante su reinado la finlandesa ganaría alrededor de $54,000 dólares por publicidad y presentaciones personales. Detrás quedó Miss Israel, Sara Elimor de 17 años, de la ciudad de Givat Rambam quien ocupó entonces la séptima posición.

                Tras su paseo triunfal, confesó a los medios de comunicación que le dolían los pies, algo familiar en sus pacientes, pues era pedicurista de profesión. “La nueva Miss Mundo, es una escultural rubia quien se gana la vida cuidando los pies de la gente” -fue la reseña que la prensa dedicó al triunfo de la Finlandesa Marita Lindahl- “Sin embargo en esta oportunidad, la esbelta rubia de ojos azules, tuvo que dedicar especial cuidado a sus propios pies: mientras el jurado admiraba su clásicas facciones, estupenda figura y largas piernas, Marita sólo atinaba en pensar en el dolor de sus pies. “Estuve parada tanto rato que ahora me duelen”, declaraba, después de que la corona fue puesta sobre sus cabellos claros.

                Finalizaba así la séptima versión del concurso Miss Mundo y la ganadora dejaba a todos conformes, incluso el mismo Eric Morley había quedado contento y comentaba: “Marita Lindahl tiene la inquietante e intrigante belleza de Greta Garbo”.

Julia Evelyn Pritchard en 1957

                En la fiesta de coronación, Eric Morley, de 38 años, bailó casi toda la noche con Miss Marruecos, pero quedó embelesado con una hermosa modelo de 18 años que asistió a la celebración, se trataba nada menos y nada más que de Julia Evelyn Pritchard, a quien conoció formalmente poco después en un salón de baile de Mecca Dancing en Leeds y quien años más tarde se convertiría en su esposa.

                Sorpresivamente, la representante de Estados Unidos, de 1.72 m de estatura y medidas 94-58-94, no logró figurar, habiendo logrado este país clasificar como Primera Finalista consecutivamente en las tres últimas ediciones del concurso. Ella permaneció en Londres después del concurso para aparecer en el British Motor Show que se realizó a finales de ese mes. Después de eso, la señorita Sheffield realizó una gira por Europa antes de regresar a los contratos de modelaje y televisión en los Estados Unidos. Charlotte se casó con Richard Maxfield y tuvo 8 hijos, cuatro niños y cuatro niñas. Fue miembro del Coro del Tabernáculo Mormón durante diez años y actuó en muchas obras de teatro y películas. Su película más reciente fue lanzada en 2011 llamada “Stand Strong”. Falleció de una especie de neumonía el 15 de Abril de 2016 en Salt Lake City a los 79 años de edad.

                Por su parte, la flamante Miss Mundo hizo una sesión de fotos al día siguiente en el terraplén del Támesis, donde recibió un ramo de orquídeas por parte de un admirador. El miércoles 16 de Octubre, ella junto a sus finalistas (Francia, Dinamarca, Sudáfrica, Japón y Túnez) viajaron a París a cumplir compromisos propios del concurso. Una de las finalistas, Miss Israel, no viajó a la capital francesa y fue reemplazada en su lugar por Miss Canadá, quien había alcanzado la octava posición en el certamen. En Venezuela, algunos medios de comunicación habían asegurado que Miss Venezuela, Consuelo Nouel, no había podido participar en el concurso inglés pues también se había enfermado de la Gripe Asiática, pero fue una excusa inventada por algunos periodistas para ocultar su derrota. Consuelo también falleció, dejó este mundo el pasado 23 de Febrero de 2018.

                Al año siguiente, en el mes de Mayo de 1958, la nueva Miss Mundo, acompañada por las Misses de Francia, Dinamarca y Suecia, hicieron una gira por Sudamérica, cortesía de la línea aérea Pan Air de Brasil. Participaron en un exquisito desfile de modas en Porto Alegre y recorrieron varias ciudades del gigante sudamericano. Posteriormente aterrizaron en Caracas, Venezuela, donde subieron al teleférico, visitaron el recién inaugurado Hotel Humboldt en las cumbres del cerro Ávila que bordea la capital venezolana e hicieron numerosos fashion shows. De Venezuela volaron a Bogotá, Colombia, en el mes de Junio, donde fueron recibidas por Luz Marina Zuluaga, quien estaba a punto de participar en Miss Universo. Las bellezas estaban allí con motivo de un desfile mundial como parte del “Festival Mundial de la Moda” organizado por Max Factor Hollywood. Hicieron también una exhibición de modas en la capital colombiana el martes 10 de Junio, según reportó la prensa de ese país. De Colombia viajaron a Lima, Perú y de allí nuevamente a Brasil para culminar con la gira sudamericana.

MARITA LINDAHL.-

                Marita Anneli Lindahl nació en Helsinki el 17 de Octubre de 1938. A finales del mes de Enero de 1957 fue coronada como Miss Suomi (Finlandia). Trabajaba como pedicurista en un salón de belleza. Antes de ser elegida Miss Mundo, participó en el Miss Europa el 26 de Junio de ese mismo año en Kurhaus, Baden-Baden, clasificando allí como Primera Finalista. Tras ganar el título de Miss Mundo, hizo una breve carrera como modelo profesional, recorrió el Reino Unido, Alemania, Francia, Italia y numerosos países de Centro y Sudamérica, además de Estados Unidos y Canadá. No viajó a Londres a coronar a su sucesora. Fue invitada a hacer cine por Federico Fellini y Luchino Visconti pero rechazó la oferta para dedicarse a su carrera y volvió a ejercer de pedicurista.

                A mediados de los años sesenta estuvo comprometida con un acaudalado empresario finlandés, quien perdió la vista meses antes de casarse con ella. Marita rechazó numerosas ofertas de trabajo para dedicarse a tiempo completo a su novio, a quien le conducía, leía periódicos y libros y cuidaba en todo el sentido de la palabra. Sin embargo, el caballero falleció y no llegaron a casarse. En 1967 abrió una clínica de salud en su ciudad natal y ese mismo año conoció a quien sería verdaderamente su futuro esposo.

                En 1970 contrajo matrimonio con Martti Kirsitie, un periodista de la radio y Director de varias agencias de publicidad, cinco años menor que ella y con quien estuvo unida el resto de su vida. Al poco tiempo tuvo un hijo llamado Martti. En 1972 se convirtió en una exitosa empresaria, y junto a su marido fue dueña de uno de los restaurantes más populares de Fredrikinkatu llamado Anglaterre, el cual vendieron en 1976.

                Posteriormente, a principios de los años 80 se mudó junto a su familia a Kensington, Londres por el trabajo de su esposo, regresando en 1984 a Helsinki. En 1991 volvieron a mudarse a Inglaterra, en esta oportunidad a la ciudad de Oxford, donde vivieron hasta el año 2008. Regresaron a vivir a Finlandia donde Marita falleció el 21 de Marzo de 2017 a los 78 años de edad, a causa de un accidente cerebro-vascular mientras tomaba una ducha. “Nada cambió para mí cuando gané Miss Mundo y eso era lo que quería”, dijo años después de haber sido coronada como la mujer más bella del planeta.

GALERÍA FOTOGRÁFICA

Gracias a Donald West, Daryl Schabinger, Tony Hidalgo, William Prendiz de Jurado

Advertisement

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: