Design a site like this with WordPress.com
Get started

Miss Mundo 1956

Por Julio Rodríguez Matute

PREÁMBULO LATINOAMERICANO.-

                Debido al triunfo de la venezolana Susana Duijm como Miss Mundo, el concurso Miss Venezuela tomó mucha mayor importancia y logró un mayor número de auspiciadores, por lo que los premios que recibiría la nueva soberana nacional fueron considerados entre los mejores en la historia del concurso. Además, por primera vez se escogerían dos Miss Venezuela en el mismo evento. El 30 de Junio de 1956, en las instalaciones del Hotel Tamanaco de Caracas, se celebró este concurso con un total de 16 participantes, donde resultaron elegidas Blanca Heredia Osío como la Miss Venezuela titular rumbo al  Miss Universo y Celsa de Jesús Piery* para el Miss Mundo. (* Su apellido PIERI figura como Piery en el registro nacional de identificación venezolano).

                Eric Morley guardaba la esperanza de que el triunfo de una latina en su concurso haría que más países de la región estuvieran interesados en tomar parte en su concurso, sin embargo, no fue así. Aunque el triunfo de la venezolana el año anterior fue muy publicitado en los diferentes países de Centro y Sudamérica, eso no bastó para mover el interés de otras naciones latinoamericanas en unirse al concurso de Morley. Quizás haya sido por un tema económico o, quizás, porque pensarían que otra latina no podría ganar consecutivamente este certamen.

                Estando en Long Beach para el Miss Universo 1956, Morley cursó nuevas invitaciones, en esta oportunidad, a dos de las candidatas que lograron entrar en el grupo de las semifinalistas de ese certamen, las representantes de Perú y Cuba. Perú había sido invitado por primera vez a concursar en el Miss Mundo, pero por razones desconocidas, no viajó su Miss titular, Rosa Dolores “Lolita” Sabogal Morzán, mientras que Cuba estaría representada por su reina de 1956, Marcia Rodríguez Echevarría. Otro país latinoamericano invitado fue Brasil, que sería representado por la segunda finalista del Miss Brasil de aquel año, Leda Brandão Rau, pero ninguna de estas participaciones se concretó, se especula que por razones económicas. Por otro lado, el concurso de Miss Honduras se suspendió en 1956 por lo que no asistió ni al Miss Universo ni al Miss Mundo debido a turbulencias políticas por la dictadura del Presidente Julio Lozano Díaz, quien por cierto había sufrido un levantamiento militar en aquellos días.

TREINTA NACIONES INVITADAS.-

                Además de Honduras, otros países cancelaron sus concursos de belleza nacionales en 1956, como fue el caso de Noruega y Monte Carlo (Mónaco) por falta de interés de las jóvenes en presentarse. Ceilán tampoco pudo realizar su ya tradicional concurso debido a los disturbios violentos que se registraron en Junio de aquel año entre la mayoría cingalesa y la minoría étnica tamil. Sin embargo, Morley había formulado invitaciones a otros 30 países y que en un principio, habían dado el visto bueno, incluyendo a cuatro de Latinoamérica (Brasil, Cuba, Perú y Venezuela). Estas treinta naciones participarían en la sexta edición de Miss Mundo, que se celebraría nuevamente en Londres en Octubre de 1956. Morley quería, de esta manera, igualar al Miss Universo, que había recibido a delegadas de igual número de países en su edición de ese año.              

                Pero no todos llegarían al concurso. Además del retiro de Brasil, Cuba y Perú, la primera reina de belleza elegida en el país africano de Costa de Marfil, Marthe Niankoury, no viajó al concurso por problemas de visado. Canadá había sido invitado también por primera vez y enviarían a su Miss Canadá 1956, Dorothy Germaine Moreau al certamen londinense, pero no hubo manera de conseguir los recursos económicos para enviarla al Miss Mundo. La beldad canadiense participó en el Miss América 1957 celebrado en septiembre de 1956 en Atlantic City, logrando figurar entre las 10 semifinalistas.

                Por otro lado, Australia recibió nuevamente la invitación para concursar en Miss Mundo. Morley deseaba que le enviaran a la Miss Australia 1955, Maureen Kistle, elegida en Noviembre de ese año, ya que el premio de la reina de belleza australiana era un viaje a Londres. Sin embargo, Maureen decidió adelantar su viaje a la capital británica en Diciembre, por lo que ya no contaba con los medios económicos para regresar en Octubre justo antes de entregar su corona nacional. Morley, muy angustiado, envió una carta a un importante diario australiano para que lo ayudaran a buscar a una nueva representante. La súplica de Morley fue publicada en un anuncio donde se buscaba a alguna reina de belleza australiana que tuviera planes de viajar a Londres en el período entre el 7 y el 16 de Octubre, pero ninguna apareció.

                En 1956, Morley volvió a acompañar a su Miss Inglaterra al Miss Universo en Long Beach, logrando clasificar como Tercera Finalista gracias a los consejos del organizador inglés. Morley estaba tan encantado con la buena figuración de su candidata inglesa que la instó a que se presentase al “National Bathing Beauty Contest” donde se escogería a la Miss Gran Bretaña para el Miss Mundo. El miércoles 29 de Agosto se llevó a cabo la elección de Miss Gran Bretaña, como de costumbre, en el Estadio de Natación de Morecambe, con la participación de 43 finalistas de todo el Reino Unido y, sin sorpresas, resultó elegida la pupila de Morley, la candidata número 31, la señorita Iris Alice Kathleen Waller, de 21 años, de Gateshead, quien, como ya comenté previamente, había sido Miss Inglaterra para Miss Universo ese mismo año.

                Morley logró que en Japón se organizara un concurso exclusivo para el Miss Mundo. El certamen se realizó el 9 de Septiembre en Tokio, ganando la modelo Midoriko Tokura de 20 años. Las finalistas fueron Masako Shinoyama y Tokue Nakano, ambas de 19. Un total de 1500 jovencitas se preinscribieron para este certamen.

                En Sudáfrica, el periódico “Die Landstem” tomó los derechos del Miss Mundo y realizó por primera vez el concurso de Miss Sudáfrica. Sin embargo, no hubo un evento como tal. Las jóvenes interesadas en participar enviaban su fotografía al periódico y se escogían a las finalistas. Una vez seleccionadas las finalistas, la ganadora se escogía por voto popular. La afortunada fue Norma Vorster, de 19 años, de Durban. Por otro lado, en Alemania los organizadores locales decidieron no enviar a su ganadora al Miss Mundo, sino a la segunda finalista (Petra Schurmann) debido a que ella manejaba mejor el inglés.

SURGEN LAS FAVORITAS A SU LLEGADA A LONDRES.-

                Como se mencionó anteriormente, la sexta edición del Miss Mundo se realizaría del 7 al 16 de Octubre de 1956. Para principios del mes de Octubre se hizo el cierre oficial de las inscripciones y de los 30 países invitados originalmente lograron reconfirmar 24 de ellos. Las candidatas debían enviar por correo y con anterioridad fotografías de ellas en traje de baño en cuerpo entero, que serían publicadas en el programa oficial del concurso.

                Este año, otra de las Misses se adelantó a la fecha de llegada impuesta por Morley. Miss Sudáfrica, Norma Vorster, llegó al puerto de Southampton a bordo del crucero “Capetown Castle” el día viernes 5 de Octubre, siendo la primera de las candidatas en arribar a tierras inglesas.

                La segunda candidata en llegar este año fue Miss Estados Unidos, Betty Lane Cherry, de 20 años, actual “Doncella del Algodón” y Primera Finalista del Miss USA 1956. Arribó al aeropuerto de Londres el domingo 7 de Octubre acompañada de su chaperona, la señora Elver Dudley de Long Beach. Con medidas 90-60-90, la Miss Estados Unidos declaró: “Simplemente no he pensado en mis posibilidades de ganar el título. En este momento estoy ansiosa por conocer a todas las otras chicas. Mi acompañante y yo planeamos visitar París después del concurso y esperamos ver tantos lugares como podamos antes de regresar a casa”, dijo la señorita Cherry quien contó además que había traído dos maletas llenas de ropa, vestidos de cóctel y trajes de baño. Agregó también que quería convertirse en trabajadora social después de completar sus estudios universitarios en el “Columbia College for Women”.

                El día domingo 7 de Octubre llegó la mayoría de las participantes, 19 de ellas. En el hotel Howard de Strand, Londres, las esperaban sus chaperonas oficiales, las señoras Esme Kingsmill y Patricia Scott y también algunos reporteros del diario patrocinador, el Sunday Dispatch.

                Precauciones cuidadosamente elaboradas entraron en vigencia ese día para proteger a las encantadoras reinas de belleza de “lobos ingleses” que siempre se hacían presentes cuando llegaban las chicas a competir por el título de Miss Mundo. Las cosas estaban tan difíciles que se tomaron todas las precauciones para que solo los reporteros y camarógrafos debidamente acreditados pudieran acercarse a las bellezas. Los organizadores dijeron que tenían que ser “despiadados” porque las cosas se habían salido de control el año anterior.

                Los organizadores del concurso habían organizado para las chicas un horario de visitas turísticas generalmente reservado para alcaldes visitantes. “Donde quiera que vayan, yo voy con ellas”, dijo Morley con firmeza. “Y con nosotros también van dos chaperonas. Mi trabajo es ignorar a muchas personas que intentan acompañarlas”. Añadió: “Todas las chicas se están quedando en el mismo hotel. Irán a sus citas en grupo. A veces se pierden. Es mi trabajo evitar que se pierdan”. “Si tienen una cita, solo puede ser con personas que conocemos y que hemos aprobado. Pero no les decimos que deben regresar al hotel a una hora determinada cada noche. Francamente, hemos organizado tantas noches para ellas que estarán muy contentas de dormir un poco”.

                Pero Eric Morley, el fundador del concurso Miss Mundo, tuvo problemas ese domingo con la crisis del Canal de Suez. Dijo a la prensa que eso le había complicado el trabajo, generalmente agradable, de emparejar a las compañeras de cuarto entre algunas de las chicas más bellas del mundo. “Crees que los políticos tienen problemas”, dijo Morley. “Deberían saber de mí”.  Morley dijo que en concursos pasados ​​su principal problema había sido el idioma: Tratar de resolver este problema de las concursantes de Miss Mundo para que se entiendan durante los 10 días que están en Londres. “Pero ahora”, suspiró mientras miraba por encima del vestíbulo del hotel lleno de concursantes que venían desde Tokio hasta Carolina del Sur, “el problema es la política”. Explicó que la organización siempre trata de alojar a las chicas en pares para evitar que se sientan solas. “Ahora lo soluciono para que puedan entenderse entre sí y luego descubro que hay choques políticos”, dijo. “Si no es el canal de Suez, es Chipre o la Franja de Gaza”. Mientras hablaba precisamente de Miss Egipto, Norma Dugo, una belleza de 17 años de Alejandría, con ojos ardientes y un busto de 90 centímetros, acechaba por el vestíbulo. “Obviamente no puedo poner a Miss Egipto con Miss Gran Bretaña, aunque ambas hablan inglés”, dijo Morley. Y no puedo ponerla con Rina Weiss, quien es Miss Israel”. Dijo que la Miss Grecia y la Miss Turquía hablaban francés, pero como compañeras de cuarto la idea estaba descartada. “Iban a ponerse a hablar sobre Chipre y la mayoría griega y la minoría turca”, explicó.

                Betty Lane Cherry de EEUU estaba durmiendo en su habitación. “Está un poco cansada”, dijo Morley, “pero ella no es un problema. Puedes compartir la habitación de las estadounidenses con cualquiera. Creo que la pondré con Miss Sudáfrica”. Entrevistada por el mismo tema, Miss Gran Bretaña, Iris Waller, dijo que ella no tenía problemas en compartir el cuarto con Miss Egipto, buscando desmentir rumores que indicaban que ella no la quería de “roommate”. “Las chicas dicen que la belleza viene antes que la política: no les importa si el Canal de Suez se seca”, dijo Eric Morley. “No me importa el canal. Creo que Miss Egipto es encantadora. Por supuesto que compartiremos una habitación” agregó Miss Gran Bretaña, una trigueña con medidas espectaculares de 90-58-90.

                En la tarde del lunes 8 de Octubre se realizó, como ya era costumbre, un almuerzo en honor a la prensa y la primera presentación oficial de las candidatas a los medios de comunicación en el Café de París y donde las beldades lucieron sus esbeltas figuras en traje de baño. Estuvieron presentes MISS AUSTRIA  (Margaret Scherz), MISS BÉLGICA (Madeleine Hotelet), MISS DINAMARCA (Anne Rye Nielsen), MISS EGIPTO (Norma Dugo), MISS FINLANDIA (Sirpa Helena Koivu),  MISS FRANCIA  (Genevieve Solare Cuzin), MISS ALEMANIA (Hildegard Petra Susanna Schürmann), MISS GRAN BRETAÑA (Iris Alice Kathleen Waller),  MISS GRECIA  (Maria Paraloglou), MISS ISLANDIA (Agusta Gudmundsdóttir), MISS IRLANDA  (Amy Kelly), MISS ISRAEL (Rina Weiss), MISS JAPÓN (Midoriko Tokura), MISS SUDÁFRICA  (Norma Vorster), MISS SUECIA (Eva Bränn), MISS SUIZA (Yolande Daetwyler), MISS TÚNEZ (Pascaline Agnes), MISS TURQUÍA (Suna Özekin) y MISS ESTADOS UNIDOS (Betty Lane Cherry).

                A pesar de haber llegado a Londres el día anterior, no asistió a esta presentación a los medios MISS ITALIA (Angela Portaluri) pues se sentía indispuesta de salud. Durante este encuentro con la prensa, Miss Islandia se sintió mal y se desmayó, siendo rapidamente atendida por Morley y su compañera de Irlanda. La beldad nórdica logró reponerse a los pocos minutos. Morley declaró que la candidata de Islandia “estaba sufriendo de los nervios. La excitación había sido mucho para ella”. Otra de las candidatas que también se sintió mal fue la dueña de casa, la Miss Gran Bretaña. Sentía retorcijones estomacales. Pero ella no iba a dejar que eso estropeara sus posibilidades. “Me siento muy en forma y espero recibir al menos unos 25 minutos de advertencia si necesito ir al hospital”.

                Tras este encuentro con los medios de comunicación surgieron, como era de esperarse, favoritas a la corona. Enseguida, la representante de Japón lideró la lista de favoritas de la prensa, pues llegó al Café de París ataviada con un kimono rojo contagiando a todos con su sonrisa y eso le había encantado a los periodistas. Otras que se mencionaban como favoritas eran las candidatas de Estados Unidos y Alemania, pero también aunque menos, las representantes de Israel y Austria.

                Al final de la tarde de ese mismo lunes llegó al aeropuerto de Londres la MISS VENEZUELA (Celsa de Jesús Piery) junto a la MISS MUNDO 1955, la también venezolana Carmen Susana Duijm Zubillaga. El vuelo de Air France tuvo un retraso y ambas llegaron a la capital británica cuando se estaba celebrando la presentación a la prensa, por lo que estuvieron ausentes.

                Finalmente, el día martes 9 de Octubre arribaron las últimas candidatas para completar el grupo de 24 participantes: MISS HOLANDA (Ansje Johanna van Pothoven) y MISS MARRUECOS (Lydia Marin). A ellas se les uniría MISS NUEVA ZELANDA (Jeannette de Montalk) quien había llegado en días anteriores a Londres, pues su premio como reina de belleza neozelandesa incluía un viaje a la capital británica.

                Este año estaban debutando en el concurso cinco países: Japón, Marruecos, Nueva Zelanda, Sudáfrica y Túnez.

CANDIDATAS

CONATO DE RETIRO.-

                La rubia Miss Nueva Zelanda, Jeanette De Montalk, de 20 años, de Whangarei, desapareció de su hotel en Londres justo el día de la Presentación a la Prensa. Sin embargo, dos días más tarde, un periodista la encontró hospedada en el albergue YWCA en la ciudad de Birmingham. Al ser consultada por el reportero, la reacia belleza dijo que había huído de Londres porque la timidez la había superado y que se había retirado del concurso de Miss Mundo porque no podía enfrentarse a un desfile en traje de baño. Y además, apenas tenía algo que ponerse. “Acabé con eso”, anunció la joven de ojos verdes. “No quiero desfilar en traje de baño ante cientos de personas”. “Además, no tengo suficiente ropa para competir con esas chicas”. “Mi guardarropa es uno normal comprado por mi familia y amigos. (En cambio) algunas de las chicas tienen vestidos de Dior”.

                La señorita De Montalk dijo que el concurso que le valió el título de Miss Nueva Zelanda y el viaje a Londres no fue un concurso de belleza. En el concurso nacional “Se decidió”, dijo, “sobre el encanto, la personalidad, la inteligencia y otras cosas en lugar de la mera apariencia”.

                El concurso patrocinado por una empresa líder en la fabricación de impermeables en Nueva Zelanda, informó a los organizadores del concurso en Londres que ella preferiría renunciar a su corona antes que exhibirse en traje de baño”. Sin embargo, quizás convencida por Morley, la Miss Nueva Zelanda se reintegró al certamen el viernes 12 de Octubre. La beldad dijo que había decidido competir en el concurso Miss Mundo después de todo, incluso si eso significaba tener que desfilar en traje de baño.

CHISMES EN LAS ACTIVIDADES PREVIAS.-

                Los días siguientes estuvieron llenos de compromisos para las aspirantes a Miss Mundo 1956. Además de reunirse con la prensa y conversar con varios acentos diferentes, las chicas almorzaron el día martes 9 de Octubre en la Cámara de los Comunes con algunos miembros del Parlamento.

                Este evento también fue atendido por miembros de la prensa. Un periodista publicó luego que la política del Medio Oriente había estropeado la armonía de la belleza en el ya conflictivo concurso de Miss Mundo, informó el columnista del Daily Sketch, Simon Ward. Dijo que Miss Egipto, Norma Dugo, de 17 años, se negó a firmar una nota de “paz” de Miss Israel, la exótica Rina Weiss.

                Agregó que Rina le pasó una nota a Norma durante el almuerzo que decía: “Viva la paz entre nuestras naciones”. La belleza alejandrina leyó la nota, dijo Ward, y ella dijo: “No, no, no, no lo respaldaré”. El organizador del concurso Miss Mundo, Eric Morley, dijo en la reunión que el objetivo del concurso era promover la amistad internacional. Dijo que para demostrarlo, Miss Egipto y Miss Inglaterra estaban compartiendo habitación. “No, no lo estamos”, corrigió Miss Egipto. “Estoy compartiendo con Miss Turquía”.

                Miss Dinamarca, Anne Rye Nielsen, capturaba las miradas de los comensales por los enormes tabacos habaneros que fumaba, uno tras otro. Más temprano ese mismo día, las participantes habían visitado el Palacio de Buckingham durante el primer recorrido turístico por la ciudad de Londres.

                Posteriormente, las bellezas asistieron en la mañana del día miércoles 10 de Octubre a una recepción, en trajes típicos, con el Alcalde de Londres, Lord Cuthbert Lowell Ackroyd. Las aspirantes llegaron a la Alcaldía a bordo de un autobús que llevaba letreros de los países participantes justo donde ellas estaban sentadas.

                Durante la visita al Alcalde de Londres, otra de las concursantes se sintió mal y debió quedarse sentada en el despacho del político durante toda la ceremonia. Se trataba de Miss Grecia, Maria Paraloglou. Las bellas señoritas de todo el mundo llevaron presentes de sus países al Alcalde como símbolo de confraternidad internacional.

                Fue tan amena la conversación de Betty Lane Cherry, Miss Estados Unidos con la esposa del Alcalde, Joyce Wallace Whyte-Ackroyd, que ésta la invitó a ella y a su chaperona a que fueran por la tarde a tomar el té. Sin embargo, la beldad norteamericana no pudo llegar a la importante cita. Por la tarde, tras el encuentro con el Alcalde, tanto ella como el resto de sus compañeras habían ido a conocer el Hampton Court, uno de los palacios de Enrique VII y se les había hecho tarde. Esa noche, además, tenían el compromiso de asistir al teatro. Fueron a la premier de la película “Guys and Dolls at the Empire” en la Plaza Leicester, invitadas por la Metro Golden Mayer.

                El jueves 11 de Octubre las concursantes visitaron otros lugares de interés turístico, incluidas un par de tabernas históricas de Londres y el viernes 12 fueron invitadas a la sede de la BBC, canal que por primera vez transmitiría en directo en la televisión local, las incidencias de la noche final.

                Miss Estados Unidos fue entrevistada por Nick Barber, quien había hecho una encuesta entre las candidatas y la mayoría favorecía a la norteamericana como la favorita a ganar el título. Al ser consultada sobre a quién ella elegiría, declaró que pensaba que todas las demás concursantes de Miss Mundo eran “simplemente hermosas”. Pero que ella no podía nombrar a la ganadora. “He cambiado de opinión al respecto unas cinco veces. Ahora no podría elegir a la ganadora si tendría que hacerlo”. Cuando se le preguntó si había habido berrinches en el concurso, la señorita Cherry respondió: “Oh, no, todas son chicas muy agradables”.

                La concursante más fotografiada durante todas las actividades previas al concurso fue Miss Sudáfrica. Ella subió como la espuma en el favoritismo de la prensa para convertirse en la posible sucesora de Susana Duijm. El sábado 13 de Octubre, las aspirantes visitaron por primera vez el Lyceum Ballroom de Londres y pasaron el día ensayando para la noche final.

TRATARON DE SOBORNARLO.-

                Mientras las candidatas paseaban por la ciudad, dos caballeros de un pequeño país europeo se acercaron a las oficinas de Morley y dijeron que querían que su candidata ganara no solo por el prestigio sino para también incrementar el comercio en su país. Pidieron a Morley que entrenara a la candidata de manera privada y la aconsejara para que pudiera ganar, y si ganaba, entonces le pagarían a Morley £1000 por sus servicios. Morley les respondió que la concursante recibiría el mismo entrenamiento que las otras chicas en los ensayos y que si ella ganaba, él estaría muy agradecido si entregaban esos £1000 a obras de caridad. Los hombres se quedaron boquiabiertos y desde ese momento Morley no volvió a saber de ellos…

UN DOMINGO DE PELUQUERÍA.-

                Las veinticuatro chicas pasaron la mayor parte de su domingo arreglando su cabello con el afamado estilista Víctor. “No se hagan la idea de que este concurso es solamente desvestirse”, dijo Eric Morley. “Las chicas serán juzgadas por su aspecto en trajes de noche y por su figura en trajes de baño”. En cualquier caso, el aspecto de su cabello es importante, explicó. “Todo lo que quiero hacer es casarme y tener un hogar feliz con hijos”, dijo Madeleine Hotelet, Miss Bélgica, “pero los hombres agradables temen a las mujeres hermosas”. Por su parte, Petra Schurmann, Miss Alemania, dijo mientras estaba sentada debajo de un secador de pelo: “En cualquier concurso de belleza, las participantes generalmente tienen la oportunidad de conocer “lobos” ricos, pero no siempre ellos tienen en mente el matrimonio”. La norteamericana Betty Lane Cherry dijo entre perezosos bostezos, “¿Matrimonio? Oh, de eso se encargará el tiempo, cariño. Yo bonita? Vamos a esperar a ver que dicen mañana”.

                En la noche de ese domingo 14 de Octubre, las reinas de belleza asistieron a una fiesta en su honor en el exclusivo Stark Club de Londres.

EL CONCURSO.-

Portada del Program Book
de Miss Mundo 1956

                A las 7:55 de la noche del lunes 15 de Octubre comenzó la sexta edición del Miss Mundo, en el Lyceum Ballroom de Londres con un lleno total. El evento estuvo organizado, como siempre, por Mecca Dancing y auspiciado por el diario Sunday Dispatch. La obertura del concurso estuvo a cargo de la banda femenina de Bomberos de la ciudad. Luego, Eric Morley se dirigió a la audiencia para dar unas breves palabras y luego presentar al Maestro de Ceremonias de la noche, el actor norteamericano Ben Lyon junto al comentarista Alex Mackintosh de la BBC.

                Enseguida se realizó la presentación del jurado calificador compuesto por 9 personalidades:

                Val Parnell, Actor, Director Gerente y Presentador de la TV Británica; Lady Anne Clarissa Eden, Condesa de Avon y esposa de Anthony Eden, Primer Ministro del Reino Unido; Stirling Moss, piloto británico de carreras de Fórmula Uno; la reconocida actriz sueca Anita Ekberg; Charles Eade, Director del diario Sunday Dispatch; Anthony Steele, actor y cantante inglés; Lydia Lyle Russell, Duquesa de Bedford; Claude Berr, del Comité de Miss Europa y Charles Creed, Diseñador de Modas británico.

                El presentador invitó a las 24 participantes a escena, ataviadas en sus trajes de gala, desfilando todas en conjunto para ubicarse luego en las escaleras del escenario, listas para escuchar los acordes del Himno Nacional. Posteriormente, las candidatas se presentaron individualmente en sus trajes de gala, en estricto orden alfabético, colocándose luego a lo largo del escenario para el cierre del desfile. Tras un intermedio musical por parte de la orquesta invitada, las concursantes se presentaron en trajes de baño luciendo bandas que las identificaban. La única que salió sin banda fue Miss Japón, pues, curiosamente la suya desapareció de camerinos…

                Una vez más, las aspirantes salieron ataviadas con capas y una modelo vestida de militar las despojaba de las mismas frente al jurado. Tras desfilar, se sentaban con sus capas en las escaleras del escenario para observar el desfile del resto de sus compañeras. Luego del desfile individual en bañadores, las señoritas fueron entrevistadas en el escenario por el Maestro de Ceremonias mientras el jurado deliberaba para la selección de las seis finalistas y, a las 9:30 de la noche comenzó en directo la transmisión para la televisión de la última media hora del concurso gracias a la BBC, mostrando a las concursantes en su último desfile grupal en traje de baño.

                Enseguida se llamó al escenario a las seis finalistas en orden alfabético: Miss DINAMARCA, Miss ALEMANIA, Miss ISRAEL, Miss JAPÓN, Miss SUECIA y Miss ESTADOS UNIDOS. Las finalistas salían detrás del escenario y cuando llamaron a la última de ellas, Miss Estados Unidos, un asistente de producción se equivocó, colocándole la banda de Miss Mundo, con la cual salió a escena. El comentarista de la BBC, Alex Mackintosh se percató del asunto anunciando al público televidente que aparentemente ya había ganado Miss Estados Unidos. Rapidamente, Eric Morley le quitó la banda de ganadora a la norteamericana, pues el jurado aún no había realizado la votación final.

                La cantante británica Joan Regan entretuvo a la audiencia en un intermedio musical mientras el jurado colocaba la posición final para cada una de las seis finalistas, una vez más, utilizando el Voto por Mayoría. El veredicto dio como resultado el siguiente orden: En sexta posición, MISS SUECIA, Eva Bränn una taquígrafa de 20 años de la ciudad de Timra, ganando £25. En el quinto lugar, otra escandinava, MISS DINAMARCA, Anne Rye Nielsen de 19 años, oriunda de Frederiksberg, quien obtuvo un premio de £50. El cuarto puesto correspondió a una de las grandes favoritas, MISS JAPÓN, la modelo profesional Midoriko Tokura de 20 años, de Tokio, quien se llevó £60. Como ganadora de £75 y con la tercera posición quedó MISS ISRAEL, Rina Weiss, una soldado de 19 años de Tel Aviv. El segundo lugar, y por tercer año consecutivo, fue para MISS ESTADOS UNIDOS, Betty Lane Cherry una rubia de Orangeburg, Carolina del Sur, de 20 años, otra de las grandes favoritas, quien se llevó a casa un premio de £100. Al ser consultada por los medios, la norteamericana dijo “Nunca pensé que ganaría, así que no fue una decepción”. Todas las finalistas recibieron flores y un pequeño trofeo.

                Finalmente, MISS MUNDO 1956, resultó ser MISS ALEMANIA, Hildegard Petra Susanna Schürmann, una modelo y estudiante de la Universidad de Colonia de 23 años de edad, ojos verdes, 1.71 m de estatura, 50 kilos de peso y medidas 90-50-84, convirtiéndose en la primera alemana y la Miss de mayor edad, hasta ese momento, en ganar el codiciado título de belleza. Petra, como prefería ser llamada, recibió la corona de manos de la reina saliente, la venezolana Susana Duijm, quien fue la primera Miss Mundo en la historia que coronaba a su sucesora. Al momento de su coronación, la diadema se resbaló y cayó, pero Susana logró atajarla y colocarla nuevamente sobre la cabeza de la nueva reina. Como premios, la flamante Miss Mundo ganó un cheque por 500 Libras esterlinas, un auto deportivo descapotable RT-3, cortesía de Lex Garage Ltd, una copa de plata cortesía del diario Sunday Dispatch y un enorme ramo de flores, además de un viaje con todo pago a París. Al momento de posar en el auto convertible que ganó, invitada por Trevor Chinn de Lex Garages, la corona volvió a resbalar de su cabeza pero Eric Morley logró atajarla a tiempo antes de que se hiciera mil pedazos en el suelo.

                Tras su triunfo, la nueva Miss Mundo confesó que era rubia pero que se había oscurecido el cabello para participar en el concurso. Soñaba con ser Filósofa y Profesora de Geografía, además de una gran y reconocida actriz de cine. “Mi triunfo se lo debo a Teddy” dijo la flamante reina, señalando al osito de peluche que la acompañaba a todos lados. Con respecto a lo que ocurrió con Miss Estados Unidos luciendo la banda de Miss Mundo, “Fue un error”, explicó el acosado director del concurso Eric Morley. “Le dije al asistente del backstage que pusiera la banda a la última chica: Miss Alemania. Pero eligió a su propia ganadora antes de que los jueces dieran su veredicto”.

                Miss Francia, Genevieve Solare Cuzin, fue la única candidata que protestó la elección y dijo que no volvería a entrar jamás a un concurso de belleza. “Después de ver las caras de las seis finalistas… ya nada me importó” declaró la francesa, quien no logró ninguna figuración en este certamen.

                El auto le fue entregado oficialmente a la nueva Miss Mundo al día siguiente en un evento realizado en las instalaciones de Lex Garages, ubicada en la calle Lexington de Piccadilly. Schurmann dijo que vendería el automóvil o buscaría a un hombre guapo, inteligente y caballeroso para compartirlo con él. Tras su triunfo, Petra voló a París el día 17 de Octubre junto con las finalistas de Estados Unidos y Japón para cumplir compromisos propios del concurso y el 20 de Octubre llegó al aeropuerto de Dusseldorf ya de regreso a su querida Alemania. Por su parte, Miss Israel se quedó un mes más en Londres disfrutando de unas largas vacaciones antes de regresar al servicio militar de su país.

BIOGRAFÍA.-

                Hildegard Petra Susanna Schürmann nació en  Mönchengladbach el 15 de Septiembre de 1933. Era la menor de tres hermanos, y se crió en Wuppertal. En 1953, a los 20 años de edad, se trasladó a Wipperfürth, cerca de Bonn, donde estudió historia del arte. Estaba estudiando Filosofía en la Universidad de Colonia al momento de ganar el concurso. Posteriormente se convirtió en Top Model y reconocida actriz. A comienzos de la década de los 60s entró a trabajar en la cadena de radio y televisión alemana Bayerischer Rundfunk, destacándose luego como presentadora de televisión en Munich.

                A partir de entonces fue presentadora de varios programas de las cadenas ARD y ZDF, como Saturday Club. Fue redactora jefe de la revista Münchner Merkur. Trabajó como actriz de cine y televisión en numerosas películas y series entre 1960 y 1996. Su primer film “Mit Himbeergeist geht alles besser” lo hizo en el año de 1960. Se graduó en Filosofía en 1966 y llegó a escribir varios libros de ese tema.

                Se comprometió en matrimonio en 1964 a los 31 años de edad pero no contrajo nupcias hasta el año de 1973 con el Dr Gerhard Freud, un médico que estaba casado en aquel momento con la actriz alemana Marianne Koch, con quien tuvo una hija de nombre Alexandra en 1967. En 1979 regresó a Londres invitada como jurado en el concurso de Miss Mundo de aquel año.

                Su hija falleció en un accidente automovilístico en el año 2001 a los 34 años de edad y Petra jamás pudo recuperarse de la pérdida de su hija, cayendo en una profunda depresión. Tras la muerte de su hija, Petra publicó un libro, “Und eine Nacht vergeht wie ein Jahr”, y participó en algunas ocasiones en debates televisivos, pero prácticamente se retiró de la vida pública. Enviudó en 2008 después de 35 años de matrimonio. Posteriormente se unió sentimentalmente con el empresario Felix Raslag quien era 35 años menor que ella, pero debido a su depresión perdió completamente el habla.

                Durante sus últimos años de vida residía en un rancho de su propiedad ubicado a orillas del lago Starnberg, cerca de los Alpes Bávaros, donde falleció en la tarde del jueves 14 de Enero de 2010 a los 76 años, a causa de una neumonía. Fue enterrada en el Cementerio Aufkirchen de Starnberg.

GALERÍA FOTOGRÁFICA

Gracias a Donald West, Daryl Schabinger y Mills Aldorino

Advertisement

One response to “Miss Mundo 1956”

  1. I would like to send a photo of Miss World 1964.
    My old account which I used before was hacked, I didnt saved on my file your email address.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: